martes, julio 11, 2006

Reconstrucción, de Antonio Orejudo

Editorial Tusquets. Depósito legal B-1151-2005.
270 páginas.
Leído en julio de 2005

Leí este libro en un autobús de ALSA, a principios de julio, de viaje nocturno de Madrid a Santiago de Compostela. Después, continuaría hasta el festival de Ortigueira en lo que significaría una prórroga del año erasmus con Toni, Gerard, Paula y Eva.
Leer 270 páginas en unas 10 horas seguidas supone que se vive el libro muy intensamente, pero que luego se olvida pronto (a no ser que el libro sea una obra maestra, como "Sostiene Pereira" de Antonio Tabucchi)
Reconstrucción es una novela histórica muy original. Esta originalidad está en el lenguaje utilizado por el autor. Por alguna extraña razón, las novelas históricas suelen emplear un lenguaje sobrio y firme para sujetar con solidez toda la investigación realizada. Error, o al menos no es la manera que a mí más me gusta. El rigor histórico es totalmente independiente del lenguaje utilizado a la hora de escribir. Además, todos los lectores que nos ponemos delante de una novela histórica le damos más importancia a la palabra novela que a la palabra histórica. Siempre asumo que el autor inventa, miente o comete incorrecciones, pero si lo hace para crear un relato literariamente bueno está más que perdonado. Creo que el rigor histórico de Reconstrucción es bueno, pero eso no me interesa. Si este libro me ha encantado es porque lo que se cuenta es muy interesante y porque el cómo se cuenta es muy original.
Crítica a la Iglesia católica, pero sin ensañarse, y totalmente alejada de la moda literaria de tratar temas religiosos que llevamos viviendo unos años. Es a la sombra de la reforma de Lutero donde se desarrolla la acción. Siglo XVI, una Europa en mitad de cambios religiosos, buen caldo de cultivo para que surjan historias interesantes.
El libro tiene tres partes. La primera, la sublevación de la ciudad de Münster. Es muy ágil y adictiva. Aún no sé si los sucesos que se narran fueron ciertos o no, pero en todo caso es una historia deliciosa donde se penetra de lleno en el entendimiento del ser humano, tanto como individuo como en el rol de parte de la sociedad. La segunda parte del libro transcurre varios años después de lo de Münster. El lector ata cabos hasta ser consciente de la situación y de la evolución de los acontecimientos. En la tercera parte, el libro se redondea, se descubre quién es el autor del manuscrito que conduce la acción de la segunda parte y, lo que es más importante, el personaje del protagonista se completa.
Un buen libro para un doble viaje. El físico, de Madrid a Santiago, en paralelo con el literario, de la primera página a la 270.


1 Comments:

At 12/7/06 11:17 p. m., Anonymous Anónimo said...

hola josete,

he entrado en este blog con intención de participar, aunque no sabía como, pero después de leer tu crítica creo que me voy a abstener de escribir sobre un libro; principalmente por no me gusta quedar en ridículo -vale, no es una razón válida-, pero es que no puedo compararme contigo -ya me han dado ganas de leer tu libro- y... necesito un corrector ortográfico, os reiríais de la cantidad de faltas que tengo.

ysus

 

Publicar un comentario

<< Home


Website Counter