sábado, diciembre 02, 2006

Tuareg, de Alberto Vázquez-Figueroa

Plaza & Janés Editores (ISBN 84-01-49069-3)
247 páginas.
Leído "como una piedra, atento a no realizar ningún movimiento que consuma agua..."


          Tiendo a no fiarme de los "best-seller", muchas veces parecen prefabricados. Cuando un escritor se hace muy famoso, cualquier cosa que escriba se va a publicar (de Stephen King se dijo que podría vender la lista de la compra). Por eso, al tratarse de un prolífico autor, me costó decidirme a leer este libro; prejuicios infundados. El libro, lejos de estar prefabricado, sorprende; el autor, lejos de aburrir, hace repetir.

       En Tuareg, se nos cuenta la historia de Gacel Sayah, un targuí ("hijo del viento"), que se ve involucrado en una lucha casi imposible, contra hombres, máquinas y climatologías inhumanas por seguir fiel al código moral de los imohag. Es ésta una novela de aventuras, aderezada con referencias políticas del mundo árabe post-colonial, pero además, es una guía cultural sobre el pueblo tuareg ("un canto a una de las razas más singulares del mundo"), donde los personajes están perfectamente definidos y son fieles a sus principios, los acontecimientos se suceden de una manera trepidante, las descripciones son asombrosas y el estilo notable. En resumen, una novela de las que atrapan hasta el final, y que no busca el simple entretenimiento del lector.

       Alberto Vázquez-Figueroa ha vivido largas temporadas en África incluyendo casi toda su infancia y juventud (por motivos político-familiares, nació en el 36), ha sido corresponsal de guerra, aventurero (hizo un programa con Miguel de la Quadra-Salcedo), instructor de submarinismo e incluso inventor de un sistema potabilizador de agua.. Como escritor, es capaz de situar sus historias en lugares y tiempos concretos con una habilidad que hace creer que sucedieron de verdad, además, nos hace llegar las sensaciones de los personajes de una manera mágica. En este caso, en la piel de un noble inmouchar, sentí el calor del desierto, su insoportable soledad, su silencio...


2 Comments:

At 18/12/06 6:17 p. m., Anonymous Jauma said...

Hola.

Lei ese libro por casualidad. Fui a revelar unas fotos a la tienda de al lado de mi casa (todavía no teniamos las camaras digitales) y por el revelado me regalaron un libro. Precisamente este que has comentado. Lo lei y me gusto mucho.

Como curiosidad deciros que existe una segunda parte titulada "Los ojos del Tuareg". Que cuenta la historia del encuentro entre los descendientes de Gacel Sayah y unos participantes del rally Paris-Dakar.

No es tan bueno como Tuareg pero tambien es bastante aceptable.

Un saludo

 
At 9/1/07 6:36 p. m., Anonymous Edu Montes said...

Gran libro.
Transmite como pocos la cultura del pueblo tuareg. Emocionante hasta el final, y qué final.

Una lectura del todo recomendable, asi como su continuación "Los ojos del tuareg".

 

Publicar un comentario

<< Home


Website Counter