viernes, octubre 31, 2008

El hombre de los dados, de George Cockcroft

Editorial Destino
600 páginas.
Leído en Octubre de 2008

Sinceramente esperaba más del libro. Quizá no me lo he leido en el momento adecuado. Me lo recomendó Charlie y como con el juego de Ender acertó de pleno pues seguí su consejo. Se que hay gente a la que le ha encantado, Alberto me contaba cada día las nuevas aventuras y que le costaba contener la risa....

De lo que va el libro te lo cuenta la wikipedia aquí pero la verdad cuenta poco. El autor escribe bajo el pseudónimo de Luke Rhinehart, que a su vez es el protagonista del libro que un día aburrido de su vida, como podemos estarlo en ciertos momentos todos, pues decide que las decisiones sobre su destino las tome un dado. A todo esto hay que añadirle que es psiquiatra, que en sus manos tiene la 'corudura' de sus pacientes... y que según comienza el libro se declara republicano de carnet... Quizás por eso el libro y yo empezamos con mal pie...

Comienza a dejar en manos de los dados cada vez mas decisiones, hasta que se las deja todas. Puede parece divertido, pero quizá por mi mente de tauro, cabezona con mi mala impresión inicial pues me negaba a dejarme llevar por la historia y encontraba pegas por todos los lados... de verdad pensaba que ojala hubiera elegido suicidarse, esa si hubiera sido una opción valiente y no la de violar, la de engañar, la de asesinar, la de liberar a presos de un psiquiatrico, la de ser Jesucristo....

Tiene la suerte de que todo le sale bien.. bueno es un libro, no va a matar al protagonista a la primera de cambio...en fin... sigamos... Muchas de las opciones elegidas son de tipo sexual, y si no le sale bien la opcion a la primera... pues la vuelve a poner en manos de los dados hasta que consigue lo que quiere "hombres..." si que hay opciones atrevidas, comportarse como una mujer, dejarse sodomizar... Tengo que decir que se me habia olvidado, que una de las 'reglas' de su jueguecito es no darle al dado opciones que no sea capaz de cumplir.

Personalmente me parece una opcion muy muy cobarde, si haces algo, es tú responsabilidad y tú problema tus actos y tus consecuencias, no el azar, no el destino, no la virgen que se te aparezca, tú eliges,tú haces, tú tú tú tú tú .... Dudar es normal, elegir es duro, porque implica dejar de lado opciones que pueden ser tan validas como la escogida y que pueden implicar cambios mejores o peores, pero cosas diferentes al fin y al cabo. Pero cada uno de nosotros esta donde está por el conjunto de cosas que ha ido eligiendo, y somos lo que somos por nuestras decisiones. Es cierto que hay mucha gente que no ha tenido la posibilidad de elegir, los niños que mueren de hambre en Somalia, o en la esquina de nuestra casa, seguramente no puedan elegir entre seguir en la miseria o vivir acomodadamente, pero yo tengo la suerte de que puedo elegir, y puedo ser mejor y hacerme mejor con mis decisiones, que aunque a veces sean equivocadas siempre me enseñan algo. Bueno y ya esta bien de consultorio, que no es para eso este blog.

Sobre recomendarlo.. de verdad que conozco gente a la que le ha entusiasmado el libro. Alberto queria unos dados y estuvo detras de unos dados verdes, hasta que se le pasó la tontería. Todo acto de lectura es bueno y enriquecedor. Leer libros malos te enseña a valorar los buenos, leer libros con los que no estas de acuerdo te enseña a definir mas claramente tu opinión. A si que, que cada uno elija, yo no lo pondría en mi lista de favoritos.... y si no sabeis que hacer, coged un dado si sale par os lo leeis, si sale impar no :)

Sed felices y a leer mucho :)


1 Comments:

At 10/1/09 9:26 a. m., Blogger José Tomás said...

La idea de un personaje que delega sus decisiones en los dados es muy buena. Si embargo, me da la impresión de que 600 páginas son muchas, se podría desarrollar con menos quizá.
En cuanto a las conclusiones de que dejar a los dados elegir por ti es muy cobarde, y de que uno mismo debería ser responsable de sus actos, seguramente es lo que el autor pretendiera reflejar con el libro. Lo bueno de los libros es que pueden servirnos de "laboratorio social" totalmente inocuo. El autor nos plantea el supuesto de un señor que deja sus elecciones en manos de los dados y acaba haciendo cosas atroces (robar, violar...). Perfecto, ha ocurrido una violación en un libro. ¡Ojalá todas fueran así!
Así que, sin saber de este libro nada más que el comentario que nos ha puesto raki, me atrevería a clasificarlo en una novela de tipo "laboratorio social".

¡Saludos!

 

Publicar un comentario

<< Home


Website Counter